Plant Squad | Alimentos hiperpalatables
  • es
  • en
  • Alimentos hiperpalatables

    Cada vez es más frecuente escuchar conversaciones que consideran la importancia de tener una alimentación saludable. Desde hace varios años se ha demostrado en diversos estudios científicos la adicción a los alimentos procesados. En estos, se han incluido nuevos conceptos como la “hiperpalatabilidad”.

    Palatabilidad e hiperpalatabilidad

    La palatabilidad, es la cualidad de un alimento que resulta agradable al paladar. Es el conjunto de características organolépticas (color, sabor, textura y aroma) de un alimento, independientemente de su valor nutritivo. Esta característica se basa en el balance ideal de ingredientes para preparar alimentos agradables a los consumidores.

    La hiperpalatabilidad, también es la cualidad de un alimento para que sea agradable al paladar, pero está, sumamente exagerada. El propósito es modificar y aumentar el color, sabor, textura y aroma de un alimento con la intención de ofrecer mayor satisfacción al consumirlo. Además de ofrecer un sabor exageradamente agradable, también logran que elijas estos alimentos una y otra vez.

    Alimentos saludables pueden ser modificados para lograr un producto altamente atractivo a tu paladar, es decir hiperpalatable. Por ejemplo, el maíz, un alimento rico en antioxidantes, vitaminas y minerales ha sido industrializado para ofrecer jarabe de maíz de alta fructosa. El anterior, es un edulcorante (sustancia para añadir un sabor dulce) utilizado en los últimos 40 años en bebidas, cereales y repostería para hacerlos más agradables y aumentar su consumo. Varios estudios han demostrado que el jarabe de maíz de alta fructosa como otros alimentos hiperpalatables, son tan adictivos como el alcohol.

    A que no puedes comer sólo uno

    El consumo de alimentos hiperpalatables comparado con sustancias como el alcohol, anfetaminas o cocaína, es muy similar en la sensación de placer que provoca en tu cerebro y adicción para consumirlos sin control. Cada vez que escuchas sobre estas tres sustancias, te alarmas o por lo pronto pones más atención en su efecto negativo. Sin embargo, es importante decirte que consumir alimentos hiperpalatables te perjudica tanto como las drogas.

    No poder parar de consumir una droga o acostumbrarte a esta lleva a las personas a consumirlas con mayor regularidad y mayor cantidad para lograr ese efecto de euforia, felicidad o placer. Lo mismo sucede con los alimentos hiperpalatables.

    Hoy hemos normalizado su consumo y no había ninguna razón para alarmarnos, en ocasiones parece que lo peor que puede pasar es que subas un poco de peso. La ciencia ha avanzado mucho, pero la información a los consumidores no ha llegado tan rápido para lograr una mayor conciencia sobre su consumo.

    ¿Cómo logran hacer un producto hiperpalatable?

    Grasa + azúcar + sal = el alimento perfecto para tu cerebro.

    Los alimentos consumidos varios años atrás integraban elevados niveles de proteína y bajos en grasa, azúcar y sal. Es importante mencionar que la grasa, azúcar y sal son sustancias esenciales para nuestro cuerpo siempre y cuando no se exceda su consumo ni se logre una combinación letal entre estos tres ingredientes.

    La realidad es que una gran cantidad de alimentos han sido modificados con un desequilibrio y saturación de grasa, azúcar, sal, cafeína y saborizantes y al mismo tiempo disminuido su valor nutricional. Además son utilizados para mejorar alimentos con mal olor, rancios y sin sabor para ofrecer alimentos más dulces, salados y sabor inigualable. Desafortunadamente la cantidad y calidad de los ingredientes, principalmente grasa, azúcar y sodio afectan y deterioran tu salud. A continuación te mostramos un ejemplo de la cantidad de azúcar, grasa y sodio entre un alimento saludable y un alimento hiperpalatable (Tabla 1).

    Tabla 1. Cantidad de azúcar, grasa y sodio en alimentos saludables y alimentos hiperpalatables.

    Porciones grandes, satisfacción enorme

    Otro aspecto negativo de los alimentos hiperpalatables, son las porciones, las cuales aumentan cuando estamos ante una bomba de sabores que no queremos dejar de “disfrutar”. Sin importar que tu estómago diga que es suficiente, querrás consumir más aunque esto termine en una ligera molestia. Lo que sucede dentro de tu cuerpo es más que esta ligera molestia en tu estómago. Los niveles de azúcar se elevan, lo que implica obligar a tu páncreas a producir más insulina de lo normal. Este y otros problemas suceden dentro de tu cuerpo sin que lo notes después de consumir alimentos hiperpalatables.

    Los alimentos altamente procesados y listos para enamorar a tu paladar, han sido la causa de una gran variedad de enfermedades como diabetes, obesidad y cáncer. Desafortunadamente los adultos nos son los únicos que son afectados por estos alimentos, varios estudios han demostrados que los niños son expuestos con mayor frecuencia y cada vez más pequeños.

    Bibliografía

    Gearhard AN, Davis C, Kuschner R & Brownell KD. 2011. The addiction potential of hyperpalatable foods. Curr Drug Abuse Rev. 4(3): 140-145.

    Gearhard AN, Grilo CM, DiLeone RJ, Brownell KD & Potenza MN. 2011. Can food be addictive? Public health and policy implications. Addiction 106(7): 1208-1212.

    Yeomans MR, Blundell JE & Leshem M. 2004. Palatability: response to nutritional need or need-free stimulation of appetite? Br J Nutr. 1: S3-S14.