• es
  • en
  • Haz match con tus metas: ¿Cómo tener hábitos más saludables sin quedarte en el intento?

     

    Sabemos que una de las metas para este año de muchos fue:  comer más saludable o bajar de peso. Pero, ¿Cuántos hasta ahora no han logrado cumplirla como quisieran? La cuestión está en cómo queremos lograr nuestras metas. Muchos queremos un cambio express, queremos que el 1 de enero mágicamente haya un cambio radical en nuestras vidas y cambiemos las alitas por las ensaladas, lo cual, además de no ser funcional, no genera un hábito, que es lo que buscamos para tener cambios a largo plazo. 

     

    Seamos realistas, entre más tiempo lleva una persona con malos hábitos es más fácil que esta llegue a rendirse o recaer, por lo mismo es importante que el proceso sea gradual, con pequeños cambios y con la mayor planeación posible, mínimo en un inicio en lo que se forma el hábito que buscamos generar. 

     

    Te damos algunos tips para convertir estas pequeñas acciones en hábitos y finalmente un estilo de vida:

     

    1. Marca pequeñas metas o cambios graduales. 

    En la actualidad estamos bombardeados de productos milagro, dietas detox o tés mágicos, pero la realidad es que estos productos no son la solución que estamos buscando para generar hábitos positivos. En cambio, si marcas pequeñas metas mes con mes o día con día de forma gradual es más factible que logres esos objetivos y te sientas motivado a agregar nuevos a la lista.

     

    2. Haz tus snacks ricos y saludables.

    Muchas de las veces nuestros antojitos entre comidas es lo que nos traiciona y hace que rompamos nuestros propósitos. El problema ahí puede ser una mala elección de snacks, ya que actualmente hay muchas opciones saludables y deliciosas en el mercado, es cuestión de saber escoger. Aquí algunas ideas: hummus, yogurt natural con frutas, frutos secos, papas horneadas, chocolates sin azúcar, entre otras muchas opciones que puedes encontrar. 

     

    3. Eat your veggies.

    Debemos consumir al menos 4 raciones de verduras al día, ya que este tipo de alimentos son los que nos aportan micronutrientes esenciales para nuestro cuerpo como: fibra, vitaminas y minerales, los cuales son necesarios para que el cuerpo funcione correctamente. Incorporalas ya sea crudas, de guarnición, dentro de tus guisos o consume proteínas vegetales como Plant Squad hecho a base de chícharo y haba en forma de Nugget o Tenders. 

     

    4. Elimina las etiquetas. 

    Es importante no pelearnos con nuestros alimentos, el catalogarlos como “buenos” o “malos” no nos ayuda a lograr una dieta balanceada, lo mejor siempre es conocer qué hay detrás de cada producto o alimento así como sus propiedades y de esta forma decidir cuales son mejores para mi salud o cuales no me aportan beneficios. 

     

    5. No limites tus alimentos. 

    Tener una dieta balanceada y equilibrada incluye TODOS los tipos de alimentos, leíste bien, TODOS, el eliminar carbohidratos o proteínas de nuestra dieta puede hacer que tengamos déficit de nutrientes. Cada grupo nutricional ayuda a nuestro cuerpo a obtener requerimientos diarios de vitaminas, minerales, proteínas etc. Lo que debemos cuidar aquí son las porciones para no excedernos.

     

    Los hábitos se forman a lo largo del tiempo, y puede ser difícil llegar a que tus acciones se vuelvan hábitos. El camino puede ser complicado pero vale la pena el resultado, por lo que pasito a pasito y a tu tiempo no al de los demás ve cambiando esos hábitos que ya no quieres en tu vida y generando nuevos. ¡Nosotros te ayudamos en la transición!