• es
  • en
  • Dietas Plant-Based y la diabetes

    No es un secreto que tener una dieta Plant-Based tiene muchos beneficios para la salud, siendo tan grandes estos beneficios que llegan hasta reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2. La diabetes es una de las enfermedades que más causan muertes en el mundo, y en México es la segunda causa de muerte más común. Sabemos que las personas que tienen esta enfermedad deberán seguir una dieta saludable y estricta para mantenerse saludables.

    La OMS considera a la diabetes como “una de las mayores crisis de salud mundial que afronta el siglo XXI”, responsable directa de más de 3,5 millones de muertes al año.

    Observatorio Mexicano de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (OMENT).

    Investigadores de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, del Hospital Brigham y de Mujeres y de la Facultad de Medicina de Harvard analizaron la importancia de una dieta basada en plantas para la prevención primaria de la diabetes tipo 2. Descubrieron que los patrones dietéticos con un mayor contenido vegetal (a.k.a. Plant-Based) van asociados a una reducción del riesgo de diabetes tipo 2. Esta reducción es aún más sólida cuando se incluyen en la dieta alimentos saludables de origen vegetal, como fruta, verdura, semillas integrales, legumbres y frutos secos. Una dieta basada en plantas menos rigurosa incluiría papa, harina blanca, azúcar y pequeñas cantidades de productos de origen animal.

    Es bien sabido que los alimentos saludables a base de plantas mejoran la sensibilidad a la insulina, reducen la presión arterial, ayudan a reducir el peso y alivian la inflamación sistémica.

    El estudio señala que, mientras más Plant-Based sea tu dieta, existe menos riesgo relativo de padecer diabetes tipo 2, utilizando un índice para medir “qué tan basada en plantas” es una dieta; este riesgo disminuye aproximadamente en un 34%.

    Association Between Plant-Based Dietary Patterns and Risk of Type 2 Diabetes | Jama Networks

    Pero, además de ser una gran medida preventiva de la diabetes, se ha sugerido que una dieta basada en plantas resulta benéfica para las personas con diabetes. Asimismo, puede ser aplicada en todos los grupos de edad que presentan diabetes tipo 2, incluyendo a los adultos mayores. 

    Este tipo de dieta no curará la diabetes, pero puede ofrecer diversos beneficios en comparación con una dieta basada en carne y productos de origen animal. Por ejemplo, puede ayudar a controlar mejor el peso, reducir el riesgo de algunas complicaciones asociadas con la diabetes y, como fue mencionado antes, mejorar la respuesta del cuerpo a la insulina, mejorando el control de azúcar en la sangre.

    Dieta vegetariana: ¿Puede ayudarme a controlar mi diabetes? | Mayo Clinic

    En 2009 se publicó en el American Journal of Clinical Nutrition un estudio randomizado controlado, realizado por Neal Barnard, Profesor de Medicina de la Universidad de Washington y presidente del Physcians Comittee for Responsible Medicine, y su equipo en pacientes con diabetes tipo 2. Los pacientes fueron divididos en dos grupos: un grupo adoptó una dieta vegana baja en grasas y basada en alimentos integrales, mientras que el otro grupo siguió la dieta convencional para diabéticos. La duración del ensayo fue 74 semanas y se vio que ambos grupos presentaron mejoras en su perfil lipídico y en su peso, pero los resultados fueron mejores en los que siguieron la dieta vegana. La reducción del colesterol fue bastante más significativa en el grupo que siguió la dieta vegana y además, la pérdida de peso también fue mayor. La dieta vegana fue más efectiva en el control de la glucemia.

    ¿Cómo adoptar una dieta Plant-Based si soy diabético?

    Si estás considerando hacer el cambio a una dieta Plant-Based, habla primero con tu equipo de atención médica. Es probable que debas hacer ajustes en su insulina, y si tomas medicamentos para la presión arterial y/o el control del colesterol, es posible que también necesiten algunos ajustes.

    Reúnete con un nutriólogo, idealmente, uno que esté familiarizado tanto con la alimentación basada en plantas como con la diabetes, para trazar un plan de alimentación y asegurarse de que estás obteniendo suficientes nutrientes clave. Un nutriólogo también te ayudará a buscar un equilibrio de nutrientes, como carbohidratos, proteínas y grasas, y analizará el uso de suplementos, por ejemplo, para la vitamina B12 o los ácidos grasos omega-3, si está indicado.

    Ten en cuenta que es posible comer a base de plantas y, sin embargo, no comer de forma muy saludable. Por ejemplo, las papas fritas, el pan blanco y los refrescos son técnicamente vegetarianos, pero difícilmente son alimentos saludables para incluir en su plan de alimentación. Elije cereales integrales, legumbres, verduras frescas y frutas como fuentes de carbohidratos; también tendrán un impacto glucémico más bajo en los niveles de azúcar en la sangre, en comparación con los carbohidratos refinados.

    También necesitarás estar atento y controlar sus niveles de glucosa. Cada vez que cambies su estilo de alimentación, es probable que afecte tu diabetes. Ten paciencia y date tiempo para adaptarte. Es posible que necesites ajustar sus dosis de insulina a la hora de las comidas (hacia arriba o hacia abajo) para compensar más carbohidratos, o más fibra, por ejemplo.

    Es una buena idea hacer el cambio gradualmente, especialmente si tu pareja o familia no está completamente de acuerdo en volverse Plant-Based. Se necesita tiempo para adaptarse a una forma diferente de cocinar y preparar comidas, por ejemplo. Un buen lugar para comenzar es incorporar los “Meat-less Mondays” en tu estilo de vida.

    Productos relacionados: