• es
  • en
  • Empaques conscientes: Una tendencia obligada para una nueva era.

    El plástico ha tomado, dominado y rodeado el mundo desde 1860 y el uso que se le ha dado desde entonces está acabando con nuestro ecosistema. La producción excesiva de plástico tiene cómo consecuencia la contaminación de todo el planeta ya que en conjunto con la nula participación de la sociedad para destinar y reducir su consumo, perjudican de forma potencial la salud de muchos ecosistemas acuáticos y la supervivencia de las especies que habitan en ellos. 

    En el 2015 la producción de plásticos alcanzó los 380 millones de toneladas alrededor del mundo, lo preocupante no solo es el consumo de este producto, si no el hecho de que su proceso de degradación puede tomar miles de años y cuando este se fragmenta deja trozos diminutos imposibles de rastrear y sobre todo de eliminar de cualquier destino, principalmente los mares y océanos. Los microplásticos también pueden ser producidos y fabricados, tal es el caso de las microesferas que contienen los productos de higiene personal cómo exfoliantes, dentríficos o detergentes. 

    El plástico y los microplásticos se encuentran en todos lados, según datos de Greenpeace, los mares y océanos son receptores de hasta 12 millones de toneladas de basura cada año.  

    Debemos tener muy presente que el impacto viene directamente del plástico de un solo uso y que tenemos que tomar conciencia y decisiones acertadas para reducir el impacto medio ambiental y así en conjunto hacer un cambio. Este conjunto de acciones, pueden lograrse de diferentes formas, principalmente cambiando y modificando nuestros hábitos de consumo, al reciclar y reusar empaques de comida, llevar un estilo de vida más apegado a reducir o eliminar por completo nuestros residuos. 

     

    Datos Greenpeace: 

    • Cada año, llegan a mares y océanos el equivalente en basura de hasta 1.200 veces el peso de la torre Eiffel.
    • Una botella tarda 500 años en descomponerse 

     

    Pero ojo, sabemos que no todo queda en manos de la sociedad, reducir el uso y el impacto de los plásticos también es responsabilidad de los productores y las grandes corporaciones, es por eso que en Plant Squad hemos dado el siguiente paso, tomamos en cuenta los efectos que tiene el consumo de este producto en el mundo y que tiene un impacto directo en nuestro ecosistema. Es por eso que ahora nuestros empaques son 100% reciclables, hechos con materiales de fibras naturales mezclados con una capa de pet reciclado, convirtiéndonos en la primera empresa plant-based en el mundo en lograrlo. 

    La estructura única e innovadora de nuestro nuevo empaque no solo te permite ver a detalle nuestros productos, también protege la integridad, la calidad y la frescura de nuestros productos. Todo lo que esperarías de un alimento en charolas más pequeñas, lo que significa que podrás apilarlos y ahorrar espacio en cualquier nevera, refrigerador o aparador, más producto en menos espacio. Suena increíble, ¿cierto?.

     

     

    En Plant Squad queremos alcanzar nuestros objetivos de sostenibilidad, utilizando bandejas conscientes con 90% menos plástico de un solo uso, este material, combina un núcleo de materiales renovables de origen plant-based y fibras naturales entre capas de Pet Reciclado para crear una estructura de empaque semi-rígido que ofrece una protección avanzada, al mismo tiempo que reduce significativamente el uso de plástico tradicional. 

     

     

    Dentro de muy poco tiempo, los aparadores, anaqueles y congeladores del país estarán llenos de empaques y productos Plant Squad que están generando un cambio importante en la conservación del medio ambiente. Innovación y tecnología que marcan una tendencia en la industria de alimentación. Las plantas no solo son una fuente de vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para nuestro cuerpo, también son parte de un empaque sostenible con la última tecnología en innovación del país.