• es
  • en
  • Fortalece tu sistema inmune, con el poder de las plantas.

    La nutrición y nuestra relación con los alimentos es clave para tener un sistema inmunológico saludable, esta relación se debe a diferentes factores que impactan directamente en nuestros órganos, muchos de los cuales son encargados de protegernos y combatir virus, bacterias y patógenos que causan infecciones.

    Así que además de seguir todas las recomendaciones sanitarias para estar libre de patógenos externos que puedan entrar a tu organismo, llevar un tipo de alimentación plant-based, consumir alimentos ricos en vitamina A, C, D y antioxidantes, te puede aportar los nutrientes necesarios para fortalecer tu sistema inmunológico, haciendo tu cuerpo más resistente. Esto no quiere decir que evitarás enfermedades, si no que tu cuerpo va a reaccionar de una forma más eficiente y óptima, lo que puede reducir los síntomas y notarás un cambio en el tiempo de mejora ante enfermedades.

     

    Aportes nutricionales y vitaminas esenciales para fortalecer tu sistema inmunológico. 

     

    • Alimentos que contienen betacaroteno 

    El Betacaroteno es parte del grupo de pigmentos rojos, naranjas y amarillos conocidos como carotenoides, este pigmento lo puedes encontrar en alimentos cómo las zanahorias, mangos, calabacín, camote, entre otros. Este se transforma en Vitamina A en tu cuerpo y aporta más del 50% de este nutriente esencial en tu dieta, ya que su efecto antioxidante y antiinflamatorio ayuda a proteger tus células, tus pulmones y tu sistema inmune. A pesar de que en su mayoría el betacaroteno lo puedes encontrar en alimentos de color naranja, rojos o amarillos, los tomates, el brócoli y la espinaca contienen un alto contenido de este nutriente y aparte son deliciosos.

    • El Sol y la Vitamina D

    Dos elementos que tienen grandes beneficios y ayudan a las funciones de nuestro sistema inmunológico, así como a combatir infecciones. La Vitamina D se hará presente en el sistema nervioso, inmunológico y muscular, asiste a nuestro cuerpo para absorber el calcio y lo podemos obtener de diferentes formas, a través de la dieta, de la piel o de suplementos. Nuestro cuerpo, naturalmente produce Vitamina D al exponernos al sol, pero tienes que tener mucho cuidado y protegerla ya que demasiada exposición al sol puede afectar gravemente la salud de tu piel. 

    Puedes encontrar alimentos fortificados que contienen altos niveles de Vitamina D pero los hongos y champiñones son una gran alternativa saludable.

    • Vitamina C

    La vitamina C es un antioxidante, lo que nos beneficia de una forma significativa en la piel, en nuestro tejido conectivo, y en los huesos, esta vitamina asistirá a nuestro cuerpo para absorber el hierro y ayudará a promover la curación. Algunos de los alimentos que contienen Vitamina C son los chícharos, arándanos, melón, brócoli, tomate, pimientos y muchas de las frutas cítricas como la naranja, el limón, la lima, las mandarinas, entre otras. 

     

     

    Consejos para fortalecer tu sistema inmune. 

     

    • Optimiza tu ingesta energética y calórica diariamente. 

    Esto puedes implementarlo calculando tus porciones e incorporando al menos 500 gramos de frutas y verduras a tu dieta, reducir tus porciones puede afectar directamente a tu cuerpo ante microorganismos. Uno de los beneficios de calcular tus porciones es que podrás notar que tu energía incrementa durante el día sin la necesidad de consumir cafeína.

    • Adiós al azúcar 

    Elimina tu consumo de alimentos refinados y azúcares, este tipo de productos tienen un efecto proinflamatorio que obstaculiza el funcionamiento correcto del sistema inmune. 

    • Una dieta diferente pero con grandes beneficios 

    Reducir tu ingesta de carnes rojas y procesadas es clave para tener un sistema inmune extraordinario, llevar una dieta            plant-based te proporcionará los nutrientes necesarios diariamente y estarás teniendo un impacto directo con el medio ambiente. 

    • Minerales 

    Apoya tu dieta con alimentos que contengan altos niveles de vitamina B12, cómo el Haba que es una excelente fuente de minerales como hierro, cobre, manganeso, calcio, magnesio y potasio.

    • La fibra será tu mejor aliada 

    Incrementa la fibra en tu alimentación diaria y reduce tu consumo de alimentos procesados.

     

    Hacer un cambio significativo en tu alimentación puede parecer un reto, el sistema inmunológico necesita de los nutrientes necesarios para combatir las enfermedades de una forma rápida y eficiente. Ahora que conoces algunos de los elementos necesarios para sustentar tu dieta tal vez te preguntes cuáles son las mejores alternativas alimenticias que contengan todas las especificaciones anteriores. Una dieta plant-based o una dieta basada 80% en el consumo de alimentos de origen vegetal, tiene todos los indicadores para fortalecer tu sistema inmune, reduce la inflamación, te ayuda a mantener un peso sano, contiene altos grados de fibra y reduce el riesgo de cáncer.

     

     

    Beneficios de llevar una dieta Plant-based

     

    • Las plantas y alimentos que se consumen con una dieta plant-based contienen vitaminas, minerales, sustancias fitoquímicas y antioxidantes que mantienen tu cuerpo en balance y tus células sanas para un mejor funcionamiento del sistema inmune.

     

    • La inflamación prolongada puede afectar las células y tejidos, que puede llevar a enfermedades inflamatorias cómo la artritis o en algunos casos cáncer. Los nutrientes que contienen las plantas reducen la inflamación de forma natural y ayudan a neutralizar las toxinas de factores externos como los alimentos procesados, la contaminación, virus y bacterias. 

     

    • Te ayudará a mantener el peso ideal para reducir el riesgo de un desbalance hormonal, ya que el sobrepeso, aumenta las probabilidades de contraer diferentes tipos de enfermedades. Llevando una dieta plant-based eliminas aproximadamente 20% de los alimentos que llevan al sobrepeso, recuerda siempre mantener un estilo de vida activo con ejercicio para mejores resultados.

     

    • La fibra está presente en más de 20 tipos de plantas y vegetales, por lo que impacta directamente en la salud de tus intestinos, de esta forma, absorberá el mayor número de nutrientes y mejorará tu salud intestinal. 

     

    Si estás perdido, pero quieres comenzar a seguir mejores prácticas alimenticias en tu día a día para nutrir tu sistema inmunológico, no te espantes, puedes empezar implementando una a una durante diferentes etapas, podrás notar cómo tu cuerpo se adapta y tendrás grandes beneficios.